04 Dic 2018

BY: eva

Servicios

Comments: 2 comentarios

Síndrome premenstrual: ¿Realmente son normales tantas molestias?

     Estarás leyendo este título y pensando.. la verdad es que siempre he dado por hecho que la regla tenía que ser algo doloroso, incómodo y molesto, y aunque mi instinto como mujer me decía que debería ser algo normal, como acto fisiológico que es, y no dolerme, incluso ayudarme en muchos campos de mi vida, a saber conocerme como mujer, siempre he sentido todo lo contrario.

Ese carrousel de emociones..

Cuántas veces días antes de que me bajara ya comenzaba ese dolor de ovarios, de pecho, y yo, cual carrousel de emociones, me miraba al espejo y me decía: ¿pero quién soy?, ¿por qué no puedo controlar mis emociones y ellas a mí sí? Y encima pocos días después, cuando me bajaba, sentía un dolor tan intenso que incluso me impedía hacer mi vida normal, llegaba a vomitar.. vamos, malísima.

Y encima, un mes tras otro, sin tregua alguna, volvía la tortura.

¿Te suena todo esto? No todas tenemos todos los síntomas, ni tampoco igual de graves, pero hoy en día cada vez veo mas chicas y mujeres con problemas de menstruación, cuyos ginecólogos han descartado patologías varias, y a las que se les dice: todo está bien.

Todo no está bien, no es normal tanto dolor

Y tú te preguntas: ¿cómo qué está bien? ¡No puede ser normal tanto dolor en algo que no debería doler!

Pues efectivamente no todo está bien. Desde la Medicina Tradicional China la menstruación en la mujer se analiza y estudia mucho dentro del estudio general de su estado de salud, pues aporta mucha información. La regla debe tener una periodicidad, color, cantidad y síntomas asociados (no dolor, no expulsar coágulos, etc..) para que sea considerada normal.

Cuando no es así, nos está indicando que en el cuerpo ya hay alguna área que no está funcionando como debería. Estos síntomas deben ser analizados en conjunto con el resto de síntomas del cuerpo para determinar cuál es el síndrome de Medicina China que prevalece. Una vez se trate ya sea con fitoterapia (plantas), acupuntura, flores de bach (esencias de flores), u otros tratamientos, y sobre todo también tomando conciencia la mujer de qué actitudes y emociones acompañan a ese síndrome, para que ambas sean igualmente tratadas y tenidas en cuenta, todo ese dolor y síntomas pre y menstruales desaparecen.

y además eso mismo me sucedió a mí

Así es, así fue como me sucedió a mí. Sentí que mi cuerpo funcionaba como debía,tras varios años de intensos dolores menstruales conseguí sentir por fin que mi menstruación llegaba y no era un calvario, sino un grato momento de introspección y mirada hacia mí, hacia lo que quiero y no quiero, hacia lo que necesito y lo que no en mi vida, lo que tengo que dejar fluir.. al fin y al cabo a sentirme plenamente MUJER.